Blastos Bebe

Células inmunitarias del útero ayudan a alimentar al feto en el inicio del embarazo

Los linfocitos T, también llamados “asesinos naturales” o “natural killers”, se encuentran entre las células inmunitarias más abundantes en el útero durante el primer trimestre del embarazo, pero su número disminuye sustancialmente después de que se forma la placenta. Un estudio chino publicado en Immunity muestra que esta población de células ayuda a optimizar la nutrición materna del feto en las primeras etapas de desarrollo.

Los investigadores identificaron un subconjunto específico de linfocitos T que secretan factores promotores del crecimiento en humanos y ratones, y además demostraron que la transferencia de estas células puede revertir el deterioro del crecimiento fetal en roedores gestantes.

"Estos hallazgos no solo revelan nuevas propiedades de las células asesinas naturales durante el embarazo temprano, sino que también apuntan a enfoques para la administración terapéutica de células asesinas naturales con el fin de revertir la restricción de la nutrición dentro del microambiente uterino", explica el autor principal del estudio, Haiming Wei, de la Universidad de Ciencia y Tecnología de China.

"El estudio tendrá importantes implicaciones para nuestro enfoque de estrategias de terapia celular adoptiva para generar no solo de células asesinas naturales contra patógenos y tumores, sino también células asesinas naturales que apoyan el desarrollo del cuerpo y el diseño de tejidos", añade. Actuando como el sistema de defensa de primera línea de nuestro cuerpo, las células asesinas naturales protegen contra los tumores y lanzan ataques contra las infecciones.

Durante décadas, se han estudiado los linfocitos T en el útero como un ejemplo de células inmunitarias especializadas, dotadas de funciones únicas que se desarrollaron durante la evolución del embarazo de mamíferos. Por ejemplo, las células asesinas naturales del útero promueven el equilibrio inmunitario y el crecimiento de los vasos sanguíneos en la placenta, lo que tiene un impacto positivo en el peso al nacer y en el crecimiento fetal. Pero hasta ahora, no estaba claro qué subconjunto de células asesinas naturales en el útero son responsables de promover el crecimiento fetal, o si estas células ayudan a optimizar la nutrición fetal en etapas tempranas del desarrollo.

En el nuevo estudio, los autores descubrieron que un subconjunto específico de linfocitos T en el revestimiento uterino humano secreta factores promotores del crecimiento llamados pleiotropina y osteoglicina.

Este subconjunto de células constituía una proporción menor de linfocitos T en el revestimiento uterino de pacientes que experimentaron abortos espontáneos recurrentes (42%) en comparación con mujeres sanas (81%). Estos hallazgos sugieren que la secreción insuficiente de factores promotores del crecimiento por un subconjunto específico de células asesinas naturales puede ser responsable de la restricción del desarrollo fetal en humanos.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado

Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información