Blastos Bebe

"¿Puedo ser mamá después de un cáncer?" ¡¡Claro que sí!!

En el día contra el cáncer de mama, resolvemos una duda muy habitual entre las pacientes.

El cáncer de mamá es el tumor más habitual entre las mujeres pero también el de mayor supervivencia. Por desgracia, en muchos casos afecta a mujeres jóvenes, y además muchas de ellas sin haber aún cumplido su deseo de tener hijos. Esto crea incertidumbre entre las pacientes que tras el primer deseo obvio de curarse, surge la duda de si podrán ser mamás después del tratamiento.

Gracias a las técnicas de reproducción asistida, existen varias opciones.

  • Vitrificar la óvulos antes de comenzar el tratamiento de quimioterapia o radioterapia. Si el oncólogo considera que no es vital comenzar con el tratamiento de manera inmediata, con apenas 10 días se puede conseguir estimular los ovarios y obtener los óvulos correspondientes. Las nuevas pautas de estímulo permiten comenzar en cualquier momento del ciclo, e incluso para aquellos tumores que son estrógeno-dependientes, también existe protocolo específico. Una vez que se extraen los óvulos, se vitrifican y pueden quedar almacenados a -196 grados en nitrógeno líquido los años que sea necesario. Una vez superada la enfermedad, se desvitrifican, se fecundan y se transfieren los embriones a la mamá.
  • Otra alternativa, cuando urge comenzar con el tratamiento o si antes de hacerlo no se ha planteado la opción anterior, es utilizar los óvulos de una donante (si el tratamiento ha producido una menopausia precoz en la mujer, ya que en algunos determinados casos puede recuperarse la función ovárica tras varios años). Cuando se supere la enfermedad, la clínica busca una donante compatible con la mujer, se fecundand esos óvulos y se transfieren los embriones a la futura mamá.
  • Existe además otra técnica para cuando los tumores son infantiles. En el caso de las niñas que aún no han llegado a la menarquia (primera regla), puede congelarse tejido ovárico (ya que la estimulación ovárica en estos casos no está indicada). Pocos centros lo están haciendo ya que aún es experimental, pero los avances científicos están trabajando en este terreno para que sea una opción rutinaria lo antes posible.

Como veis, ¡claro que hay opciones! Lo más importante es detectar precozmente el tumor; esto es fundamntal para la tasa de supervivencia y además para las opciones para preservar la fertilidad. Por ello, reiteramos la importancia de las revisiones y de dar la mayor información posible.

Y por supuesto, el corazón de este post también es aplicable a los chicos. Cuando se diagnostica un tumor en un varón, debe tenerse en cuenta la posibilidad de congelar muestra seminal para que el tratamiento no impida o dificulte ser papá en un futuro.

Ánimo a todas!!!


Deja un Comentario

Tu email no será publicado